Mi aventura Alemana I: Danke, salchichas y bici

Hola a todos los que me seguís y os pasáis por este rincón para leerme. Lo primero daros las gracias por los ánimos que me dais y los elogios que he recibido sobre el blog, de todo corazón ¡GRACIAS!

Hoy os traigo un trozo de mi aventura: la cultura alemana.
Era la primera vez que viajaba a Alemania y la verdad es que estaba un poco cagada por el idioma porque yo de alemán cero, pero con un poco de inglés y una gran sonrisa se consiguen milagros, así que “danke a Dios” no tuvimos ningún problema para llegar a nuestro lugar de destino.

El primer día estuvimos en Munich, cuando vi el tiempo nublado y el frio que hacia pensé “¿en serio hay que salir a hacer turismo?” pero había que aprovechar al máximo el tiempo allí así que bajo el cielo gris de Munich recorrimos la ciudad, claro que sin olvidar hacer una parada obligatoria para degustar su famosa cerveza -probamos Paulaner y Hofbräu y estaban muy buenas- nos las pusieron en vasos de medio litro así que imaginad como salimos de allí.

Pero Alemania no es sólo famosa por sus lúpulos también es tradicional comer salchichas con puré de patatas acompañada de su salsa especial -una comida que sienta genial después de un largo de día de turismo y frio- así que fuimos al supermercado Kauffland para comprarlo todo y prepararnos una súper cena. De camino nos comimos el pan bretzel también muy famoso en Alemania. Esto lo hicimos ya una vez instalados en Friedrichshafen, ciudad donde pasé el resto de la semana. Otra cosa que me chifla es ir a los supermercados de las ciudades que visito porque aprendes mucho de su gastronomía, en Alemania pude comprobar que utilizan muchas salsas, tienen un amplia variedad de panes y las frutas parecen de plástico -sobre todo los pimientos-.

Pero topicazos a parte lo que me choca es que en Alemania que hace más frio que en España casi todo el mundo va en bici; aunque la verdad es que las ciudades alemanas están más preparadas que las españolas para este medio de transporte, pero es de valorar que con ese clima se muevan en bici.

Tuve la suerte de que me dejaran una bicicleta durante tres días y así poder sentirme una más de la ciudad. Me gusto mucho la experiencia… excepto cuando me tocaba hacer trayectos de más de 4Km…, cuesta arriba…, con poca luz…, mucho frio… y con escenarios un poco terroríficos. Pero una vez superadas las agujetas he decidido recuperar mi bici para moverme con ella porque si los alemanes pueden !yo también!.

Por último, lo que también me sorprendió fue que están muy concienciados con el reciclaje, tanto que hasta me perdía porque no sabía dónde tenía que depositar los residuos de tantos cubos que tenían.

Haciendo balance de la cultura alemana puedo decir que su gastronomía, formar de pensar en cuanto al medio ambiente me gusto, pero eche mucho de menos el sol que no salió ningún día así como que el idioma lo veo imposible de aprender además de que no me gusta cómo suena – a diferencia del francés que me encanta escucharlo-.

Ya para terminar, si habéis viajado a Alemania me gustaría saber cual es vuestra opinión, que seguro que tendremos muchas cosas que compartir.

1 2

El capuchino lo hacen riquísimo porque la espuma está en su punto además siempre hacen dibujos en ella.

3 4 5 6 7 8

El hambre pudo con nosotros y paramos para degustar el pan tradicional llamado bretzel.

9

En Munich nos encontramos con varias bicis que llevaban publicidad, esta en especial me pareció muy original.

10 11

Gracias a Ana y Mary por acompañarme en este viaje y en especial a Jesús por acogernos, enseñarnos Alemania y tener TODA la paciencia del mundo cuando nosotras queríamos hacernos miles de fotos y lo teníamos de fotógrafo ¡GRACIAS!.

PD: esta semana tendréis más entradas de Alemania y otra de mis maletas. Ya podéis ver  la segunda parte de mi viaje a Alemania pinchando aquí.

 

Saludos viajeros

Anuncios

3 comentarios en “Mi aventura Alemana I: Danke, salchichas y bici

  1. Alemania merece la pena. Estuve hace 3 años por la zona de Babiera y tambien visité parte de Austria. Me encantó sus lagos, sus pueblos tranquilos, su maravillosa cerveza y sus exquisitos embutidos. Tambien probé esa rosquilla, ummmmmm que rica!!.

    Me alegro que lo pasaras bien, yo quiero volver, pero esta vez a la zona de Berlin y la Selva Negra.

    Un saludo.

    • Hola Mukali, totalmente de acuerdo contigo Alemania merece la pena. Estuve por el sur y a pesar del frío estuvo genial el viaje. Yo también tengo pendiente Berlin muchos amigos me lo han recomendado y estoy deseando ir.
      Saludos viajera.

  2. Pingback: 5 trucos para viajar barato |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s